Enlaces Institucionales
Portal de educación Directorio de Centros Recursos Educativos Calendario
ASI ES NUESTRA ESCUELA » Monumento Historico
ASI ES NUESTRA ESCUELA
Castillo de Coca

HISTORIA DEL CASTILLO

  En el extremo occidental de la provincia de Segovia, coordenadas 41°12´54´´N 4°31´32´´O, se sitúa la localidad de Coca, cuna del emperador romano Teodosio “El Grande”, en tiempos de la Cauca romana. Enclavada en la comarca natural de Tierra de Pinares, es por su historia, sus monumentos, e importancia de su entorno natural un punto de atracción para el turismo de interior de la península.

  En un extremo de su población se erige el castillo, uno de los ejemplos más importantes de arquitectura militar y palaciega en Europa. Arquitectónicamente supone una grandiosa aportación del arte mudéjar.

Foto con pueblo al fondo

 No obstante, el castillo se edifica sobre la esquina de un recinto de origen romano, y en el extremo de la antigua muralla de la ciudad, por ello, cabe suponerla existencia anterior de alguna edificación anterior.

  El diseño de la fortaleza supone un alarde y un reto al arte de la defensa militar hasta el momento, y se muestra de lo más eficaz e ingeniosa, donde el arquitecto muestra gran conocimiento de la poliorcética y sus múltiples interpretaciones. El edificio no pretende dominar el entorno y se manifiesta llano, sin alardes, sin dominar.

 Desde jarines de practicas

  La aparente facilidad de acceso es engañosa, pues en vez de elevarse sobre el terreno, deprime el terreno que lo rodea, aprovechando una vaguada, desagüe natural de la Población de Coca hacia el río Voltoya. De esta forma, el atacante confiado de la apariencia, se encontrará inmerso en una complicada escalada hacia la fortaleza a merced de los defensores. 

   En la cuenca de dicho arroyo, el castillo ofrece poca defensa a la artillería del momento que pretendiera alcanzarle a distancia, sin embargo, conocedores de la puntería de entonces, fácil sería pasar la edificación por alto, o buscar mejores posiciones a larga distancia, lo que provocaría un ataque a gran distancia, y de escasa fuerza.

  Llegamos al foso, que se construye como un dique de contención. Se conoce un pozo en el extremo y un aljibe de sensibles dimensiones en el interior del patio que permiten la inundación del perímetro. Originalmente las defensas estaban sumamente organizadas.

 foso

  Hoy la entrada se manifiesta en el eje central de la fachada este, sin embargo, la poterna original se encontraba en el otro extremo, de modo que el acceso al castillo por medios violentos, después de todo lo anterior suponía un auténtico riesgo para el atacante, al tener que enfilar sus efectivos por un desfiladero escarpado ante multitud de saeteras, aspilleras, buzones y troneras, a merced del defensor.

 foto de la puerta

A nivel arquitectónico se muestra igualmente agudo y retorcido, con profusión de torres y garitas que se elevan unas sobre otras, confieren un aspecto grácil y poderoso, consiguiendo a la vez dar una sensación de poder y serenidad. No sólo a nivel volumétrico o tectónico sino a nivel decorativo, aparece profusión de técnicas decorativas de ladrillo y pinturas geométricas de gran riqueza.

Es, en definitiva, uno de los máximos ejemplos de la expresión del arte mudéjar en sus últimos momentos en la Vieja Castilla, la Nuestra. Edward Cooper lo definió como “el verdadero escaparate de la cúspide del arte mudéjar en los últimos momentos antes de que la media luna dejara de columbrarse para siempre en Castilla la Vieja”.

Se conserva una parte antigua visitable

 

Fuente Plan director del Castillo de Coca

Enlaces Institucionales
Portal de educación Directorio de Centros Recursos Educativos Calendario